Tuesday, August 16, 2011

LA ENERGIA REIKI



El Reiki se lleva muy bien con otras terapias energéticas de uso común, pero con Cristales es...¡fascinante! ya que éstos tienen la capacidad de multiplicar y retransmitir el flujo energético recibido.Personalmente siempre los uso, o bien para enviar Reiki a distacia (programándolos y acompañándome en el envío) o en tratamientos en directo cuando es posible y con mucho cuidadín. Suelo colocar piedras y dar Reiki simultáneamente cuando el receptor está iniciado en 2do nivel o es alguien acostumbrado a trabajar con energías de mayor frecuencia que un receptor habitual. La razón: dado que los Cristales amplifican el flujo de energía, no deseo dar un "chute" inmanejable para un receptor desacostumbrado, que más que bien, puede producirle trastornos dada la súbita elevación de la frecuencia energética. La energía debe introducirse sutilmente en su sistema. Para estos casos lo que suelo hacer es dar un tratamiento completo normal (que puede estar apoyado por algunos cuarzos exteriores en mandala o puntas de Cuarzo en las manos) y al finalizar en una exposición de unos 20 minutos, impongo 7 piedras, una en cada chakra, éstos pueden ser los correspondientes a cada color del chakra respectivo, o bien un juego de la misma clase de cristal para todos los chakras, según plantea magistralmente Ursula Klinger-Raatz en su libro: "Reiki con piedras preciosas" Elfos Ediciones (1994). He probado especialmente varias de éstas combinaciones administrando simultáneamente Reiki con resultados.. ¡fenomenales! tanto en autotratamiento como en tratamientos a otros.A continuación las disposiciones cristalinas y sus efectos, propuestas por Klinger-Raatz:

Siete Granates
Reconstitución anímica, vitalidad, energía.Para personas decaídas o en proceso de rehabilitación. Para salir de estados letárgicos y depresivos es fantástico, lo mismo para dificultades en la expresión sexual.

Siete Cornalínas
Fluidez, movimiento. Cuando escasea la vitalidad, este tratamiento es "mano de santo". Será especialmente útil cuando se requiera de mayor impulso, flexibilidad, fantasía y ligereza.

Siete Ámbares
Tratamiento del éxito. Recomendado para aquellas personas que anhelan consciente o subconscientemente el éxito, y que a pesar de ello no lo consiguen con facilidad. La energía del ámbar nos conduce a creer más en nuestro potencial, y en nosotros mismos. Muy indicado para una nueva etapa vital, los nuevos comienzos, nos abre caminos hacia el éxito.

Siete Citrinos
Manifestación de verdades ocultas divinas o revelaciones espirituales. Desarrolla nuestra intuición máxima, proporcionándonos una mayor percepción que nos permite acceder a la sabiduría del alma que vuelve a nutrir la conciencia.
Siete Cuarzos Rutilados
Armonía, Luz Dorada, Bendición. Para estados meditativos avanzados. Incrementa nuestras vibraciones luminosas, haciéndonos un "pilar de luz" capaz de emitir armonía y bendición.
Siete Crisoprasas.
La vida después de la "muerte", regeneración. Idóneo para los grandes cambios vitales, enfrentar el temor ante lo desconocido, entregar y fluir, curación natural.
Siete Cuarzos Rosa
Dulzura, Amor incondicional, florecimiento. Para propiciar un contacto íntimo con nuestra interna esencia luminosa de amor divino y hacer florecer en nosotros el amor incondicional. Una gran cura para el "desamor" y toda herida del corazón...¡fuera de serie!
Siete Aguamarinas
Bálsamo para el alma, curación sagrada. Consuelo amoroso y curativo para nuestros sentimientos de soledad, abandono, separación, injusticia y heridas del alma. Un refrescante baño de luz sanadora sin duda.
Siete Lapislázuli
Fé, guía divina, Paz Cósmica. Para entrar en comunicación Sagrada con las altas esencias espirituales. Nos ayuda a desarrollar nuestra fe y nuestra intuición más elevada, dejándonos guiar amorosamente.
Siete Amatístas
Transformación, disolución del Karma. Transmutación, limpieza de karma liberado en misericordia divina. Depuración de la conciencia, al eliminarse las energías mall empleadas, regeneración, mayor visión del Todo.

Siete Cuarzos Transparentes
Aportador de Luz, Pureza y Claridad, guía hacia el objetivo, simplicidad. Clarificador por excelencia, luminosidad, conducción hacia nuestros objetivos y es además una disposición equilibrante y sanadora a todos los niveles. La práctica del Reiki con Cristales es sencillamente la conjunción de ambas terapias. Si posees algún grado de Reiki, puedes probar en alguna sesión a colocar Cristales sobre tu receptor al inicio de la misma.Si los Cristales son de punta, éstas apuntarán en dirección hacia la cabeza. El séptimo Cristal, de la coronilla, lo colocaremos con la punta mirando hacia nuestra cabeza. Si usas Cristales rodados, o sin punta, dispónlos según tu intuición sobre los chakras. Luego coloca las manos unos centímetros por encima de los Cristales, y administra Reiki a cada Chakra, hasta completarlos todos. Acaba la sesión retirándolos con cuidado, y finaliza como tengas costumbre...

http://www.rincondelvidente.com/