Wednesday, September 7, 2011

LECTURA DEL TAROT Y LA PSICOLOGIA



La lectura del tarot se enmarca en la creencia de que las cartas pueden ser usadas para comprender situaciones actuales y futuras del consultante. Algunos creen que las cartas son guiadas por una fuerza espiritual como guía, mientras otros creen que las cartas los ayudan en introducirse a un inconsciente colectivo. Uno de los métodos más utilizados son las tiradas; entre las más populares se encuentra la tirada en forma de la Cruz Celta.
Es conveniente destacar el carácter netamente subjetivo que tiene consultar cualquier situación mediante la tirada de cartas de tarot, dado que esta consulta variará entre un tarotista y otro, lo que hace imposible hacer una descripción científica del sistema utilizado, y que ha llevado a pensar a algunas personas que el tarot es completamente ineficaz. Objetivamente, consiste en voltear un número de cartas que previamente han sido barajadas al azar y repartidas en un cierto orden boca abajo, y darle una interpretación (valor o significado) a cada carta de acuerdo a la posición relativa en la que esté en la mesa y en relación con las cartas adyacentes, por tanto las cartas en sí mismas no pueden "decir" algo respecto de un sujeto en particular, ya que es el tarotista quien las interpreta. La complejidad de establecer el significado de una carta en relación con las otras hace que su interpretación sea siempre distinta entre una tirada y otra, convirtiéndola en un verdadero arte. Así mismo esta complejidad interpretativa hace, en muchos casos, que sea imposible para algunos tarotistas aficionados o amateurs poder "predecir" hechos futuros o dar respuestas coherentes a un consultante.
El estudio de las posiciones relativas de las cartas ha permitido el desarrollo de softwares y/o aplicaciones para Facebook o celulares, con carácter netamente de entretención.
[editar]Psicología
Carl Jung fue el primer psicólogo en asignar importancia al simbolismo del tarot (referencia: libro Jung y el Tarot. autor Sallie Nichols. Ed. Kairos) . Cabe destacar que no creía en el tarot como medio para adivinar el futuro, ya que sus conocimientos científicos resultaban demasiado avanzados como para creer en la capacidad de averiguar el futuro por tirar ciertas cartas de manera aleatoria. Él veía las cartas del tarot como representativas de arquetipos: tipos fundamentales de personas o situaciones incrustadas en el subconsciente de todos los seres humanos. La carta del Emperador, por ejemplo, representa la figura del patriarca o del padre.
La teoría de los arquetipos da lugar a varios usos psicológicos. Ya que las cartas representan varios tipos de personas, se puede tener acceso a las ideas de la percepción de sí mismo del sujeto, al pedirle por ejemplo, que seleccione una carta con la que él "se identifique"[cita requerida]. Igualmente, el sujeto puede tratar de clarificar su situación al imaginarla en términos de ideas arquetípicas asociadas con cada carta. Por ejemplo alguien precipitándose ávidamente como el Caballero de Espadas.
Más recientemente el doctor Timothy Leary ha sugerido que las cartas del tarot son una representación pictórica del desarrollo humano desde el bebé al adulto maduro. Así, el Tonto, representaría al bebé recién nacido, el mago simbolizaría la etapa en que el niño juega